¿Qué es compulsar un documento?

Seguramente te ha sucedido que, haciendo algunos trámites, te han pedido varias copias del mismo documento. Sin embargo, lo que muchos no saben es que dependiendo del trámite que se haga y el organismo que lo gestione, no cualquier copia es válida. En muchos casos, es necesario compulsar un documento.

Siempre que vamos a realizar algún trámite ante un organismo público solemos poner máxima atención a la documentación original que se nos solicita. No obstante, en muchos casos tenemos que prestar atención a las copias solicitadas.

Muchos hemos llegado a pensar que en el momento en el que nos solicitan la copia de un documento, la propia copia del mismo basta. Sin embargo, no en todos los casos resulta ser así. En muchas ocasiones, la copia debe pasar por una verificación que dé fe de la veracidad de la misma. Es justo a esto a lo que llamamos compulsar un documento.

Al hablar de compulsar un documento nos referimos a la validación de la copia de un documento. Es decir, a que una persona especializada y calificada firme y selle la copia en cuestión, dando así garantías de que es una copia fiel del documento original.

El proceso consta sencillamente en la comparación del documento original y la copia del mismo, para verificar que sea una copia idéntica o fidedigna.

¿Dónde y quién compulsa documentos?

Para compulsar un documento en España es necesario acudir a las Oficinas del Registro, al Ayuntamiento, a un notario o incluso al ente en el que se emite el documento original. Este último caso aplica por ejemplo a las universidades y las copias de sus documentos académicos.

El lugar y la persona que compulse dicho documento dependerá totalmente del trámite que necesites hacer. Por ejemplo, si necesitas compulsar una copia de tu título universitario, deberás acudir a tu universidad.

Así mismo, en caso de documentos de identidad, es necesario que se compulse por medio de organismos públicos autorizados como puede ser el Ayuntamiento de tu ciudad o algún Registro Público de la administración del Estado o de las Autonomías.

En el caso de documentos en idioma extranjero, es importante aclarar que una traducción jurada no es válida para compulsar un documento. Esto ya que la traducción jurada simplemente da fe de que la traducción de ese documento en cuestión es verídica.

En ese caso puntual, es necesario compulsar el documento, y una vez realizado, se realiza la traducción jurada.

¿Qué necesitas para compulsar un documento?

No son muchos los requisitos para compulsar un documento. Por lo general, el ente que vaya a hacer el procedimiento pide dos o tres requisitos únicamente.

En primer lugar, y lo más evidente, necesitas el documento original, y una copia de buena calidad del mismo. Es de suma importancia que la copia sea lo más clara y limpia posible para agilizar los trámites.

En segundo lugar, necesitas un documento de identidad. Es decir, tu pasaporte o tu DNI para incluirlo con el sello.

Por último, está el pago de las tasas. En muchas ocasiones, este tipo de trámite no tiene coste. No obstante, esto puede variar dependiendo del ente que vaya a realizar el procedimiento de validación de la copia. En cualquier caso, las tasas no suelen ser muy altas en caso de que se exijan.

¿Cómo compulsar un documento en el extranjero?

Otro caso que ha llegado a traer problemas a distintas personas es que requieran compulsar un documento estando en otro país. Es decir, que no tengan un ente capacitado para compulsar dicho documento en el lugar en el que se requiere.

Para esto también es posible acudir a los consulados de tu país en el extranjero. En caso de que por ejemplo, necesites compulsar una copia de tu documento de identidad, tu consulado en ese país puede ayudarte. Aunque siempre es recomendable informarse correctamente y llamar al consulado antes de presentarte.

¿Qué son las copias auténticas?

Un concepto que puede ser confundido con la compulsación de documentos es el de las copias auténticas. Sin embargo, estos son conceptos diferentes.

La copia auténtica otorga a la copia del documento la misma validez del documento original, mientras que una copia compulsada es una simple verificación de que la copia guarda fidelidad con el documento original, pero no deja de ser una copia del mismo.

Sabiendo qué es la compulsación de documentos, podrás tener todo en regla a la hora de realizar algún trámite ante un organismo público. Cuando se te requiera la copia de un documento, verifica si esta debe ser compulsada.

Los comentarios están cerrados.